0

Desgranando el 23F V, el CESID o GODSA

El servicio de inteligencia español, el CESID, tal y como relata Jesús Palacios en su libro: “El golpe del CESID” (para mí probablemente el mejor libro sobre el 23F), fueron los verdaderos organizadores y creadores del golpe de estado. Algo que también desvela una reciente publicación “Desde el corazón del CESID” escrito por uno de sus antiguos miembros, o el publicado en su momento por Perote. No solo crearon y desarrollaron el golpe, sino que además, inmediatamente después de creado, hicieron todo lo posible para que fracasara, tal y como estaba previsto en los planes iniciales. No fue el CESID exactamente, sino más bien algunos de sus nombres, concretamente Calderón y José Luis Cortina (juzgado por la delación de Tejero, y absuelto  por falta de pruebas…), y otros más que no fueron juzgados excepto Gómez Iglesias, juzgado y condenado. También fue importante Antonio Cortina, hermano de José Luis, que dirigía una empresa de seguridad. Ellos fueron miembros de GODSA, un grupo de estudios creado por Fraga… de nuevo aparece la alargada sombra de Fraga…durante su exilio político en Londres, cuando Arias Navarro en el discurso de su toma de posesión como presidente abrió la posibilidad de legalizar grupos políticos. Fraga concibió este grupo de estudios para asesorar a esos grupos políticos que solicitaran sus servicios. Estas personas, los hermanos Cortina y Calderón, eran militares con instrucción en USA y posiblemente con conexiones con la CIA. Cuando el Rey nombró ministro a Fraga en su primer gobierno, éste aprovechó para introducir en el CESID a estos elementos. Jorge Vestringe, en aquella época mano derecha de Fraga, cuenta en sus memorias que un día se presentó en su despacho José Luis Cortina, le preguntó si AP podía reunir a 20.000 personas y realizar una marcha sobre Bilbao, para protestar por el terrorismo, una marcha que colocaría a Fraga como presidente llevándole en helicóptero a la Moncloa, en aquella época las marchas no eran cosa de broma, caliente estaba todavía la marcha verde, o las carlistas en un monte vasco que acabó a tiros y muertos. A Vestringe le pareció una temeridad y una locura que podía acabar mal y así se lo comunicó a Fraga, éste no se inmutó y le preguntó a Jorge su parecer, y repitió lo mismo, Fraga le interrumpió: “Bueno, bueno, a partir de ahora yo recibiré personalmente a José Luis Cortina”. Y nunca más volvió a saber nada sobre el tema. El CESID documentó todos los pasos previos que se dieron para realizar el golpe, documentación que posiblemente sigue bien guardada y que es el salvoconducto de estas personas para que no les pase nada, ya que ahí estarían las pruebas que involucran en el golpe a buena parte del espectro político de la época, muchos de ellos todavía en activo. El CESID ayudó, mediante Gómez Iglesias, a subir a los guardia civiles en los autobuses, y escoltó a estos hasta el congreso para que no tuvieran ningún percance. Después se dedicaron a destruir o desaparecer pruebas y colaborar con Laína para desmantelar el golpe. Jesús Palacios culpa al CESID del golpe, pero en mi opinión ellos solo fueron los ejecutores, los hilos los movía Fraga.