Parte de Copa, décima ronda

El Rayo hizo lo más difícil y se planta en la onceava ronda de Copa, su competición favorita, dieciseisavos de final, ganando a otro tercera. Rayo salió casi igual que la anterior ronda, pero con algo más de medio, aunque luego en las calificaciones no se notó tal mejoría. Limay Oria salió en plan estrella y plantó un gol de falta, para luego fallar otro y agotarse de lo rápido que es. Pagó caro no marcar un segundo gol, y aunque ellos parecían fallones y perdían el medio, les quedaba un gol de cabeceador que supieron colocar en los últimos minutos del partido. En la prórroga no pasó nada de nada, para desesperación de Cyranodejavier que no dejaba de pasear arriba y abajo de la habitación envejeciendo cada minuto. Llegaron los fatídicos penaltis, pero Romasanta tranquilizó a todos con su salida. Si este hombre tira no falla. Y no fallaron ninguno, ni ellos tampoco, hasta que en el último lanzamiento Calinescu hizo la parada de su dilatada carrera profesional y clasificó al Rayo para los dieciseisavos de final. Desde las alturas de los Rayos es inevitable sentir vértigo, pero se lanzarán en picado para derrotar a otro rival!!