Desgranando el 23F XII, juicio

Solo 23 militares fueron enjuiciados por el caso del 23F. Los historiadores que han recabado información directa sobre los protagonistas de aquel juicio celebrado en Campamento coinciden en la voluntad del Rey de que se encausara a los menos posibles. Por eso, de los más de cuatro mil implicados de una manera u otra, solo se juzgó a unos pocos, a los inevitables. Solo un civil fue procesado, García Carrés, falangista y antiguo parlamentario con Franco, amigo personal de Tejero, al cual ayudó en los preparativos y con quien mantuvo algunas de las conversaciones telefónicas desde el congreso que han salido a la luz en la prensa. Todos los que estudian este capítulo de nuestra historia coinciden en admitir que la trama civil fue mucho más amplia, pero no hubo voluntad de investigarla, por calado político de sus protagonistas, sin olvidar a algunos de los más altos gerifantes de la prensa. Dos mienbros del CESID fueron también enjuiciados. Tejero se negaba a desvelar todo lo que sabía, pero sus ganas de encausar a José Luis Cortina podía hacer que su amigo Gómez Fuentes fuera enjuiciado y encarcelado, como así fue finalmente. Tejero al final no tuvo más remedio que hablar de lo que sabía sobre el CESID, pero Cortina tenía ya preparadas todas las coartadas y salió absuelto… Casi todos los militares enjuiciados trataron de defenderse involucrando el Rey como impulsor del golpe. Pero solo uno podía aportar pruebas, y ese era Armada, el único que había mantenido conversaciones directas con él sobre la posible acción militar. Mas Armada fue fiel a su “hijo” y a la monarquía y negó todas las acusaciones que se hacían sobre él. Debido a eso Milans trató de agredirle a la salida de uno de las sesiones, y parece ser que el viejo le dio una buena… además de llamarle hijo de… Para tener una excusa ante su examigo solicitó públicamente a la Zarzuela poder desvelar una de las conversaciones que había tenido, sabiendo que Zarzuela se negaría, como así fue, y de esa manera calló todo lo que sabía. Sin embargo, el juez fue benévolo con él y con casi todos los enjuiciados, ya que solo les cayeron seis años… un recurso del gobierno de Calvo Sotelo aumentó las penas a 30, pero seis años después… los socialistas les indultaron a todos… excepto a Tejero como castigo a su cabezonería que casi da al traste con todo, y a Milans que no solicitó ni quería, por orgullo, un indulto, y murió en la cárcel lleno de amargura y sin desvelar todo lo que sabía, que a la postre no era lo más fundamental. Los coroneles que previamente al 23F habían preparado un golpe, y que no estaban involucrados en el 23F, con previsión de fusilamientos, fueron encarcelados y enjuiciados en un caso totalmente olvidado hoy en día. Hoy en día Tejero y Armada disfrutan de la libertad y de su vejez. Felipe González dijo en una ocasión que España no estaba preparada para saber toda la verdad sobre el 23F, y seguramente es verdad…