“Si ascendemos podríamos ampliar el estadio hasta los 28 mil asientos”

Entrevista al presidente del club, Rubisco, publicada por el diario generalista El Mondo.

 

¿Está feliz?

Sí, lo estoy, gracias.

En lo personal. Y en lo deportivo también, supongo.

Sí, eso es. No hay nada que pueda discutir ni poner por debajo. Creo que estoy en un momento muy dulce moralmente.

¿Tiene eso que ver con la trayectoria del Rayo San Borondón?

Sí, tiene mucho que ver. El equipo está arriba y eso da confianza.

Pero perdió el liderato y aún no lo ha recuperado.

Eso no es preocupante, quedan cinco jornadas y el calendario es propicio para nosotros. Dependemos de nosotros mismos.

Aún queda jugar contra Encina y Guijaume. ¿De verdad que es propicio?

Lo es. A Encina ya le ganamos, y con Guijaume el equipo no estuvo a la altura, pero no ha vuelto a fallar. Además, ambos partidos son en casa, por lo que creo que no estaremos en inferioridad.

¿Cómo valora la actuación del entrenador?

Creo que Vindio [Vilarnau] lo está haciendo bien hasta la fecha. Ha sido un gran acierto incorporarlo a nuestro equipo.

¿Vindio Vilarnau mejora a Jesús Villar?

En rendimiento creo que cada uno aporta sus conocimientos a su manera, y el equipo siempre se ha beneficiado de ambos entrenadores. Si me pregunta por aspectos técnicos, yo de eso no sé, pero podría preguntarle al director deportivo, que es el hombre competente en este asunto.

Hábleme de los últimos cambios acometidos.

¿De los fichajes?

Sí, de los últimos movimientos.

No hay mucho que contar: vendimos a los antiguos entrenables de lateral y hemos adquirido refuerzos, además de algunos entrenables para la defensa. Uno de ellos, por cierto, un portero libanés que dará mucho que hablar, para bien.

Dicen en los mentideros que se ha perdido fuerza en la defensa, paradójicamente.

Es lógico, porque son jugadores jóvenes, que aún tienen que formarse. Éstas son decisiones estratégicas, de largo plazo, que se toman para que den frutos en próximas campañas. Esta temporada era propicia para un cambio de entrenamiento.

¿Jugándose un ascenso considera que era propicia?

Sin duda. Esta oportunidad era más propicia que cualquier otra: estamos en un grupo difícil, donde el ascenso cuesta muy caro y donde es difícil ascender. Si optamos por luchar por el ascenso habríamos pospuesto el cambio a la próxima temporada, y justamente queríamos evitar cambiar de entrenamiento mientras luchábamos por la permanencia. Por el contrario, si no conseguimos ascender, para el año que viene tenemos un equipo competitivo para volver a luchar por el ascenso y, además, con un plan de entrenamiento ya consolidado.

¿Por qué querían huir de la reestructuración en una hipotética lucha por la permanencia?

Porque un descenso es caro: pierdes aficionados, pierdes ingresos por taquilla y patrocinios, y los gastos se mantienen. Cuando se lucha por la permanencia conviene tener una base firme y poner toda la carne en el asador.

La economía del club. ¿Cómo está?

Saneada. Solemos trabajar con poco efectivo, pero está saneada.

¿Están en disposición de efectuar alguna inversión de última hora?

No creo. El efectivo da para los gastos operativos, nada más.

¿Y si hiciera falta fichar?

Sólo haría falta fichar si hubiera una plaga de lesiones, pero en ese caso se buscarían recursos, siempre que no podamos arreglárnoslas con los jugadores disponibles.

¿Qué perspectiva tiene la cantera?

Una perspectiva muy buena. Estamos en vías de conseguir sacar al menos dos o tres juveniles por temporada. Juveniles aprovechables, claro.  Algunos se incorporarán al primer equipo y otros serán vendidos para aumentar los ingresos.

Le hace falta ya, porque la cantera aún no ha dado dinero.

No ha dado ingresos, es cierto, pero ha recortado gastos. Prácticamente todos los entrenables son canteranos, con lo que nos ahorramos los gastos de contratación, que podemos destinar a otros ámbitos.

¿Para cuando toca la ampliación del estadio?

Para cuando ascendamos.

¿Y si no ascienden se queda en veinte mil asientos?

Prácticamente seguro que sí. Aunque nos acerquemos al lleno, cada vez que tenemos un tropiezo hay bajones importantes de asistencia, y eso no hace rentable una ampliación. Imagínese ampliar a 22 mil o 23 mil y que de pronto tengamos entradas de once mil. No es rentable. Si ascendemos calculamos que podríamos plantearnos una ampliación hasta 28 mil asientos.

Para terminar, ¿cómo valora el debut del equipo en la Liga Trickers?

Positivo, aunque será muy difícil que nos clasifiquemos para jugar la Copa Reloaded, no digo ya la Copa Trickers.

¿Hubiera querido clasificarse para la Copa Trickers?

Sin duda. Hubiéramos dado la sorpresa, pero para eso hace falta mucha suerte, y creo que es mejor reservarla para el ascenso.

 

About _rubisco_