Comienza la segunda vuelta.

El objetivo, la permanencia. El Real Mandryl, próximo rival, volverá a evaluar al Sporting.

Llegar a los quince puntos. Ese es el objetivo que se marca Rafa Díaz para salvar al equipo del descenso. En una temporada que se presentaba como la propicia para que el Sporting volviera a VI, el objetivo final ha cambiado en el ecuador de la misma. Tras una mala primera vuelta, en la que sólo se reaccionó en la sexta jornada, el Sporting lucha por eludir los puestos de descenso. El objetivo es duro, ya que los toresanos son sextos y cuentan sólo con 8 puntos, uno más que el AYALATEAM y sólo tres más que el colista, la U.D Tres Piedras.

Para comenzar bien esta segunda vuelta, los rojiblancos se medirán al Real Mandryl. Los andaluces, tras un comienzo fulgurante con cuatro victorias que les presentaban como un claro candidato al ascenso, se han hundido tras encadenar tres derrotas consecutivas. La última, el sábado pasado ante el Sporting, por 2-5. Por esta razón, los hombres de Díaz confían en lograr su tercera victoria de la temporada y además, quedándose a un punto del Real Mandryl, involucrarlos en la lucha por la salvación.

Díaz no podrá contar para este partido con el alemán Mert Aybay, a menos que la prueba que se le realice esta tarde sea positiva, con lo que el extremo podría jugar mañana. El resto del once inicial, los habituales. Vázquez estará en la puerta. En defensa, el míster podrá elegir entre Svanén, Ronkiewicz, Pfalz y Villanova, aunque el alemán parece ser el que cuenta con menos posibilidades. En uno de los extremos estará Roca, que vuelve tras cumplir su partido de sanción, y el otro será para Aybay si está listo, o tal vez para Svanén. En el trivote, los más probables son Velasco Tovar, Vidanía y Tuvskog. Donde no hay dudas es en la delantera, donde Chenggong y canales tienen el puesto asegurado, gracias a su gran momento de forma.

About ardelar