Latest Headlines
0

Bajo Palos: Recordando al Torero Moya

Se inaugura una nueva sección llamada Bajo Palos, escrita por el ex portero de WagVal, José Alfredo Di Napoli. 

Entre la infinidad de jugadores que alguna vez vistieron la camiseta roja de WagVal, hemos visto pasar jugadores de todo tipo. Desde las promesas que nunca despegaron hasta los que llegaron a romperla; los cracks y los no tanto, los de mayor esfuerzo y trabajo, los de silencio y poco foco.

En mi caso, cuando llegué el año 2012 al club, pude ver los últimos cinco meses de un jugador que no volví a ver. Uno que con 17 años comenzó a deslumbrar a todos y que destacó hasta el punto de ser titular con muy poca edad, dejando en la banca a ilustres (entre ellos a mi querido amigo Emil Woehrl).

Su nombre es Juan Eduardo Moya, el Torero. Su humildad y timidez llamaba la atención. En camarines era un pibe de poca palabra, que parecía abrumado en la dinámica jocosa de un camarín de fútbol. Sin embargo, llegaba el momento de ir a la cancha y este chico se transformaba. Dejaba botados a los defensas y habilitaba y anotaba con una facilidad impresionante.

Por aquellos años el club, al igual que hoy, potenciaba mediocampistas y había una camada muy buena de jugadores que estaban compitiendo por la titularidad. Moya era el más joven y logró posicionarse a la par, calladito, sin echar mano a las artimañas conocidas en el mundo futbolístico .

Pero como siempre en la historia de WagVal, en esa autoflagelación constante a la que se sometía debido a los malos manejos directivos, Moya fue increíblemente puesto en venta con tan sólo 19 años. Habiendo jugado al irrisoria cantidad de 32 partidos, abandonó el club el, para mí, jugador más talentoso que haya salido alguna vez de las canteras de WagVal.

No exagero. Con 20 millones fue vendido por la cifra récord de 224 millones. De ahí en más pasó por cinco equipos, dejando huella, impresionando a todo el que lo veía, en ligas tan competitivas y diversas como la española, francesa o la alemana. Alcanzó a ser vendido por una cifra cercana a los 900 millones, algo que de seguro le debe estar dando vueltas en la cabeza a los directivos de esa época, que prefirieron la plata antes que el talento.

Hay dos cosas con las que me gustaría concluir esta primera columna que escribo. Espero que este olvidado jugador sirva de ejemplo para que WagVal no cometa nuevamente el crimen de vender a un jugador con futuro, como es el caso de Laurín Zorrilla. El chico está confundido, obnubilado por la plata y su agente, pero hay que corregirlo, enseñarle, y demostrarle que quedándose puede llegar a ser considerado por la hinchada como un ídolo, como su actual entrenador.

Y por último, algo que se lo pido directamente a los directivos del club, a muchos de quienes conozco personalmente al haber sido compañeros de equipo o contemporáneos en la institución, es que vayan a darle una visita al Torero Moyaa Finlandia. A sus 33 años sigue rindiendo como ninguno y a mí, personalmente, no me suena descabellado ofrecerle un contrato justo para volver al club. De seguro que un experimentado como él podría llegar a aportar en todos los ámbitos en este camino que parece llevar de vuelta a mejores divisiones a WagVal, el equipo del cual el fue hijo.

0

aa

0

Laurín Zorrilla estaría nuevamente en venta

Vuelven a surgir rumores de una posible partida del mediocampista. 

Otra vez Zorrilla está en medio del huracán. Si hace algunas semanas ya había sido foco de los rumores tras una supuesta rencilla con los directivos, la cual finalmente no se confirmó pero que habría sido originada por las peticiones de su representante, hoy vuelven a aparecer versiones de una situación similar.

El volante de 17 años que sólo ha jugado 6 partidos para el club, habría tenido un nuevo altercado con personeros del club al no serle concedido un aumento de sueldo, petición ridícula para un juvenil recién llegado a la plantilla. El jugador ha destacado desde su llegada al club por este tipo de comportamientos aunque nunca se han podido confirmar ya que hay quienes dicen que todo esto estaría siendo guiado por quien lo representa.

Las cifras en torno a su supuesto traspaso rondarían los 150 millones, algo que sin lugar a dudas sería un tremendo negocio para el club y para él, pero hay varios que no están felices con esta situación. Uno de ellos es Emil Woehrl que ve en él a un jugador capaz de emular su carrera y superarla, en esas ansias de encontrar un talento nacido en la cantera de WagVal. Sin embargo hasta ahora han sido más sombras que luces las de Zorrilla

Su posible partido obligaría a WagVal a abrir la billetera y traer a un reemplazante, algo que no está en los planes del club que ha evitado desordenar las finanzas con compras a mitad de temporada. Sin embargo la posible partida de Laurín cambiaría los planes y afectaría en distintos ámbitos al club que le dio la oportunidad de mostrarse.

0

Editorial: El innegable destino de Cotugno

Cuesta no influenciarse por el presente. Sobre todo si se quiere comparar con eventos del pasado. Estamos en constante escrutinio del desempeño de equipos y jugadores y los juzgamos según cómo se van desarrollando en el paso de los días. Es por eso que resulta injusto ponerlos en perspectiva de la historia, ya sea por la gloria o el fracaso.

Sin embargo hay un jugador que parece escapar del análisis. Un jugador que desafía todas las teorías y que con cada actuación nos separa del escepticismo, de la reticencia a aceptar la posibilidad de la derrota de los dioses, aquellos que veneramos hace tanto tiempo como incólumes e intocables. Hablamos de Matteo Cotugno, el “Capo”.

Con 26 años el italiano ha logrado capitalizar las añoranzas de una hinchada que parecía desencantada con su equipo. Apoyado por las circunstancias, un técnico capaz de mirar hacia el futuro, compañeros de gran calidad, una directiva inteligente capaz de desarrollar todas las áreas de manera equilibrada, e incluso un compañero en delantera como Bucha -que por cierto también merece elogios por sus tremendos números- Cotugno ha destacado por sobre todos por su capacidad goleadora, liderazgo y por encarnar casi involuntariamente la esperanza de un club que busca la gloria.

Con 71 partidos jugados de manera oficial, Cotugno lleva 75 goles y es, como se ha dicho hasta el hartazgo, el tercer goleador histórico de WagVal. Goza de números que ningún otro jugador ha podido ver, con un promedio de gol envidiable y con una proyección demasiado buena para ser verdad.

Ad portas de cumplir un año en la institución, no ha necesitado de grandes campañas de márketing para establecerse como el referente y el jugador al que todos quieren ver a la hora de entrar a la cancha. Un 9 que busca espacios, que driblea, que corre, que habilita y que define como los dioses, que no se achica ante nadie y que es el capitán del equipo. Un 9 que, quiérase o no, comparte muchas similitudes con Oguz Hilal, el Turco, su referente.

En varias ocasiones Cotugno ha señalado ver al ex delantero como su ídolo. Cuando llegó al club, justo después de la dimisión como entrenador de Hilal, Cotugno se refirió como una oportunidad que le hubiese gustado tener, la de poder ser adiestrado por él, pero que lo admiraba por su seriedad en todos los ámbitos. Algo que, seguramente, le ha ido creciendo dentro. Y es que Matteo ha encontrado en Oguz una persona con la que poder identificarse y a la cual le pide consejos cada vez que puede. Es sabido que han desarrollado una amistad más allá de lo futbolístico y que el ex delantero, actual goleador histórico del club, lo alienta a superar su marca.

Es innegable el destino de Cotugno. Con una temporada más de contrato y ad portas de extenderlo por cuatro más, su nivel goleador da para todo tipo de especulaciones. Todavía quedan nueve fechas de liga, en las cuales, si nos guiamos por sus 11 goles en cinco partidos, pueden aumentar al doble, o sea podría terminar la temporada a sólo 15 goles de los 100 de Emil Woehrl y 30 del ya nombrado Hilal. Todo indica que al término de la próxima temporada Cotungo podría transformarse en el mayor goleador histórico del club. O quizás, puede ser antes, con el Capo nunca se sabe.

No queda más que sentarse a esperar y disfrutar. Apreciar cada partido en el que el delantero pise la cancha y anote, ya que así como vamos su destino no dice más que otra cosa: gloria. Y la gloria la han alcanzado pocos, lo que en términos de situación en la historia, podría alzarlo en el Olimpo junto a los dos grandes, Oguz Hilal y Emil Woehrl.

0

El 1×1 de WagVal ante Loleros

Frente a Loleros hubo varios destacados en la goleada. 

SERGIO CERETO (7) INVICTO
Si bien no le han llegado en todo el partido y ha sido una temporada sin sobresaltos, Cereto es capaz de intervenir cada vez que se le requiere. Ordena a la defensa y transmite confianza. Sigue sin recibir goles en lo que va de temporada.

WASHINGTON DARGHAM (7) LÍDER
Capaz de ordenar a la defensa, el experimentado lateral aporta liderazgo a un equipo joven. Y si bien él mismo es joven tiene ese no se qué que lo hace especial. No tuvo sobresaltos, anuló a quién intentó pasar por su banda y sigue demostrando ser uno de los mejores fichajes en defensa que se han hecho.

HERMANN STEINNBURG (8) GOLEADOR
El alemán nuevamente anotó tras aventurarse en una jugada colectiva. No tiene miedo a tocar el área rival y aprovechar su altura para acertar centros como el que recibió el día de ayer. Fue el mejor defensa por su aporte en la retaguardia y en el ataque.

LUDOVICO GELOSINI (6) MEJORANDO
Si no fuese porque WagVal ha sido superior en todos sus partidos, estaríamos hablando de otra forma. Pero Gelosini ha sabido camuflarse en el buen juego del equipo y no pasar por situaciones de riesgo. Su condición física ha mejorado pero sigue sin estar en el mejor momento. Aún así aporta vértigo por su banda.

MAX GRUNDMANN (5) CANSADO
Lo de Max comienza a ser preocupante. Desde su llegada se armaron muchísimas expectativas, obvias expectativas, pero lo cierto es que su rendimiento ha sido discreto. No ha influido en este partido, se le ha visto cansado, fuera de sintonía con el resto del equipo. Woehrl no para de respaldarlo. Obvio, después de haber gastado 800 millones no queda otra.

HELMUT ZRÍNYI (8) HABILITADOR
Nuevamente habilitando, demostrando su clase. Zrínyi no deja de sorprender con su elegancia en el juego. El volante sigue dando muestras de un nivel maravilloso. Sólo le faltó el gol tras habilitar en tres ocasiones.

JAKUBB DUSZCZAK (8) OXIGENADOR
Sigue siendo el motor del equipo. Duszczak no se cansa de correr, habilitar, generar juego. Todo pasa por él y a estas alturas es indispensable en el once de Woehrl.

FRANCESCO PROVVEDI (9) A UN CENTÍMETRO DEL CIELO
El español es de esos jugadores que todos quisieran tener. Anotó un doblete, habilitó en tres ocasiones, generó juego, luchó, gritó, fue ovacionado. Otra pieza fundamental en un equipo que sincronizado parece ser imposible de bajar. A un centímetro del cielo porque el cielo ya está ocupado.

BALAMURUGAN KURUVILLA (8) TRABAJADOR
Lo de Kuruvilla es digno de aplauso. El sueño de todo juvenil, de todo jugador. Comenzó desde abajo cuando fue contratado. Se le vio siempre en partidos de poca importancia y cada vez que jugó uno oficial demostró buen nivel. Desde la salida de Meelis Luts supo ganarle la pulseada a Rahmann y desde entonces se ha posicionado como titular. Grandes actuaciones y trabajo han demostrado que es un laborioso incapaz de perderse en la tontera.

JESÚS JOSÉ BUCHA (9) KILLER
Sus actuaciones siguen siendo increíbles. Anotó un doblete, asistió en una oportunidad, gozó de espacios y los aprovechó. Es el goleador, junto con Cotugno, de la liga con once tantos. Sigue anotando, no se cansa, y esperemos que no se canse nunca.

MATTEO COTUGNO (10) HISTÓRICO
La actuación de Cotugno se resume en Histórico. Anotó su décimotercer triplete, o sea, el jugador con más Hattricks en la historia del club. Sigue siendo el jugador activo con más goles, superó a Wichmann y es el tercer mayor goleador histórico del club, es el goleador de la liga junto con su amigo Bucha… Sus números son demasiado grandes como para creerlo, pero es verdad. En 71 partidos ha anotado 75 goles. Nunca antes se había visto  y es innegable que estamos en presencia de un jugador histórico, que está haciendo historia frente a nuestros ojos y que podría destronar a grandes ídolos para sentarse con ellos en el olimpo.

0

Matteo Cotugno, el tercer goleador histórico de WagVal

Se ha hablado mucho durante las últimas semanas sobre el italiano. El delantero alcanzó los 75 goles, superando los 74 de Torkild Wichmann. 

En 71 partidos Matteo Cotugno ha anotado 75 goles, de ellos 73 oficiales. Con el triplete de este domingo alcanzó esta nueva marca que lo encumbra en la historia. Le queda poco para seguir batiendo récords y transformarse en el mayor goleador histórico del club. Pero para eso falta, bastante.

Sin embargo la cantidad de goles que anota el jugador en cada partido da para ilusionarse. Muchos creen que esta temporada superará la marca de Woehrl (está a tres goles oficiales) y que durante esta o la próxima podrá alcanzar las marcas totales de su técnico y de Hilal.

0

Otra goleada escandalosa

9 a 0 fue el resultado final a favor de WagVal. Los de La Serena siguen primeros por diferencia de gol. 

Hay que resumirlo así: Terminado el primero tiempo WagVal ya ganaba 5 a 0. Cotugno anotó un Hattrick y Bucha un doblete. El italiano, con este nuevo triplete, el décimotercero en WagVal (y de su carrera) es ahora el tercer mayor goleador histórico del club.

Con esto son 15 los puntos de 15 posibles. Son 37 goles en cinco partido. Sí, 37, una cifra increíble que sigue aumentando cada fecha y que parece estar destinada a romper todos los registros. Hay quienes ya dicen que este será el equipo que volverá a ser campeón invicto y con los mejores números de la historia. Hay otros, más cautelosos, que prefieren ver partido a partido y no cometer el error de la temporada pasada, a pesar de que, aseguran, es innegable el potencial del equipo.

Ah, y todavía se mantiene la portería en cero. Nada más que decir.

 

0

¿Qué le pasa a Max Grundmann?

El lateral no ha impresionado como se creía y su baja condición física es blanco de críticas. 

Nadie dijo que sería fácil adaptarse al fútbol sudamericano ni que los 800 millones pagados, la cifra más abultada jamás desembolsada por un solo jugador, serían garantía de deslumbre constante. Pero tampoco se pensaba que las actuaciones serían así de discretas rozando con lo débil.

Max Grundmann no ha tenido un fácil camino desde su llegada. Si bien tan sólo ha jugado cuatro partidos, anotando dos goles incluso, lo que se espera de él es mucho más. El lateral se ha notado lento y muy cansado en los últimos veinte minutos de los partidos, algo inaceptable para un fichaje estrella.

Para Emil Woehrl el desempeño del jugador que hoy cumple 24 años ha sido bueno y desdramatiza al señalar que “todos los jugadores que vienen de Europa hacia sudamérica pasan por un periodo de adaptación. En su caso lleva muy pocos partidos y le ha costado un poco más adaptarse a las exigencias físicas, pero eso no quiere decir nada porque es un grandísimo jugador, que nos aportó con dos goles en liga, lo que te dice que, no estando a su 100% es capaz de desequilibrar”.

Sea lo que sea el alemán será titular hoy y se espera una mejor actuación de su parte. El equipo juega en cuarenta minutos más en lo que se espera otra jornada victoriosa para WagVal.

0

En goles oficiales Cotugno ya es el tercer goleador histórico

Está a seis de superar a Woehrl, su técnico. 

Mucho se ha hablado de los goles totales por el club pero hay una estadística que puede ser igual o, según cómo se mire, más importante: los goles oficiales. Y si bien no hay mayores cambios al verla, sí podemos ver números decidores, unos que encumbran a Cotugno.

Veamos. El goleador histórico del club en partidos oficiales es Oguz Hilal con 93 goles (115 en total). De esos 93, 70 fueron convertidos en liga, 20 en Copa y 3 en repechaje, lo que convierten al Turco en el mayor goleador histórico del club en ambas competiciones.

Detrás de él viene el actual técnico del club, Emil Woehrl, con 76 goles oficiales (100 en total) de los cuales 57 son en liga y 19 en Copa. Esto lo ponen segundo en la tabla general de goles oficiales y en la tabla de goleadores de ambas competiciones.

Tercero viene Matteo Cotugno en desmedro de Wichmann. El italiano tiene 70 goles oficiales (72 en total) los cuales se reparten de la siguiente manera: 54 en liga y 16 en Copa, o sea, es el tercer goleador histórico en goles oficiales y en ambas competiciones. Detrás de él queda relegado Wichmann que tiene 61 goles oficiales (pero 74 totales) de los cuales 49 fueron en liga, 10 en Copa y 2 en repechaje).

Finalmente el podio lo cierra otra figura del actual plantel. José Jesús Bucha cuenta a su haber 52 goles oficiales (54 en total) de los cuales 42 son en liga y 10 en Copa.

Los números son claros. Cotugno podría convertirse en el segundo jugador con más goles oficiales del club en los próximos partidos. Estando a sólo 6 goles de Woehrl y sabiendo la racha goleadora que viene arrastrando desde su llegada al club, es sólo cosa de tiempo. Y para ser el segundo goleador en liga está a solo tres goles, al igual que el de Copa, marca aún más cercana ya que el máximo goleador es Hilal con 20.

¿Pero qué hace extraordinarios los números de los actuales delanteros de la plantilla? Los pocos goles no oficiales. Mientras Hilal y Woerhl suman casi 15 goles no oficiales cada uno, Bucha y Cotugno sólo tiene dos a su haber, lo que da a entender lo efectivos que son en partidos por puntos. En fin, no queda nada más que esperar, estos dos cracks están encaminados a hacer historia.

 

0

En un partido de antología WagVal es eliminado de la Copa

Los serenenses cayeron en un partido antológico en el que se anotaron 12 goles con un marcador de 5 a 7 para Kittos.

Si hay algo que ha demostrado WagVal en este partido es que no se anda con chicas. Que tiene un plan sólido para el presente y para el futuro y que está para dar cualquier pelea, por enorme que se vea el rival.

Y es que en un partido de infarto WagVal quedó eliminado pero dejando muy buenas sensaciones. El arranque fue apabullante con un 3 a 0 a favor en los primeros 17 minutos, lo que parecía ser una clara victoria para los de Woehrl.

Los rojos dominaban y generaban ocasiones que convertían con una efectividad abrumadora. Sin embargo la experiencia y el temple de los rivales dieron resultados, empatando el partido. A esas alturas era un partidazo y nadie presagiaba que faltaba, que faltaban ni más ni menos que seis goles más.

Fue así como en el minuto 69 Zorrilla, figura del partido, anotó el segundo en su cuenta personal y el 4 a 3. Pero este no era un partido normal y un minuto después una desconcentración en la defensa permitió a Kittos anotar el empate. Siete minutos más tarde Matteo Cotugno festejaba el que sería el último gol de los rojos.

Y es que a los 81 minutos los visitantes forzaron el alargue, el cual significó un esfuerzo demasiado grande para un grupo de jóvenes llenos de garra, fútbol, aguante y cansancio. Así fue como las ilusiones se acabaron rápidamente con los dos goles restantes que sentenciaron un histórico marcador y que deleitó a los presentes. “Así dan ganas de venir al estadio” diría a la salida un hincha local, sin importar la derrota.

Palabras de Woehrl al acabar el partido

“Hemos cometido errores que nos han terminado pasando la cuenta pero eso queda en segundo plano. Lo verdaderamente importante es lo mostrado, el orgullo de estos jugadores por su camiseta. Hemos tenido por las cuerdas a un gran equipo y eso al menos te deja pensando, que estamos haciendo las cosas bien. Ahora vendrá concentrarse en la liga y ganarla inapelablemente”.

“Zorrilla está evolucionando favorablemente. Se adapta muy bien a lo que queremos y hoy lo ha demostrado, no sólo por los goles, sino que también por el despliegue físico y táctico. Estoy seguro que será un gran jugador”.