¡Campeones!

WagVal se consagra a falta de una fecha del término de la temporada con un 11 a 0. La fiesta en el Municipal fue tremenda y nuevamente Cuccovia fue la figura anotando 5 goles. Emil Woehrl se alza como uno de los mejores técnicos de la historia del club y se encarga de allanar el camino a V. Cotugno anotó tres goles y celebró entre lágrimas el nuevo título. 

52.000 personas asistieron al partido consagratorio. Banderas, lienzos, cánticos, camisetas rojas por doquier. Era el ambiente que se esperaba y el equipo, como lo viene haciendo toda la temporada, no defraudó. A los quince minutos Stefano Cuccovia había anotado un hattrick -el séptimo en cinco partidos- y luego los goles no pararon de caer.

Matteo Cotugno volvió a anotar y ser el mismo de siempre con un hattrick y así llegar a los 24 goles en la liga. Sin embargo fue superado por Cuccovia que anotó cinco goles y llegó a la impresionante cifra de 25 goles en cinco partidos.

Pero nunca hubo roces porque la fiesta estaba desatada y porque el equipo está más unido que nunca. Con la llegada del pitazo final las lágrimas de alegría cayeron por todas partes y un emocionado Cotugno se abrazaba con sus compañeros.

Emil Woehrl, por su parte, gozaba al concretar el ansiado título y asenso a V, algo que demoró pero que llegó con justicia y mostrando el mejor fútbol de la historia del club.

A falta de una fecha queda culminar la temporada con puntaje perfecto y lograr los mejores números en la historia del club. Un equipo que pasará a la historia.

About cl-wagval