Woehrl no se da por vencido con Zorrilla: Buscaría hacerlo delantero

El técnico cree que el actual volante de 18 años tiene condiciones para jugar en toda la cancha. Estaría pensando aventurarlo como delantero y ver su evolución. Ivan Regla sería el perjudicado con la decisión. 

Está la eterna disyuntiva: un jugador nace en su posición o se hace. Para Emil Woehrl la respuesta es la segunda opción. El entrenador de WagVal no se da por vencido y buscar revolucionar a uno de sus jugadores predilectos, cometiendo así por primera vez en la historia del club (cosa que ya nos tiene acostumbrado en su mandato) un cambio de posición permanente para un jugador.

Cuando lo vio jugar en cadetes Woehrl no dudó. Laurín Zorrilla, en ese entonces un joven de 17 años, deslumbró al técnico, tanto así que lo subió al primer equipo y de paso quitándole el puesto a un jugador con mucha más experiencia como lo era Adrian Smits. A la larga, ese hecho significó el éxodo de algunas figuras y la llamada chilenización de la plantilla.

Woehrl se veía reflejado en Zorrilla. Tras configurar en su cabeza un equipo chileno con jugadores salidos de la cantera, el volante tenía todo para transformarse en su sucesor. Porte, portento físico, habilidad con el balón, quite e incluso gol. A esto le sumamos la juventud. Sin embargo y tras consumarse su debut en el primer equipo y sus primeras apariciones, el volante adquirió actitudes soberbias que no gustaron en la directiva y en el cuerpo técnico.

El joven jugador, representado por un familiar, comenzó a exigir un aumento de sueldo que no se sostenía por ningún lado. Su representante, que entendía que Zorrilla era un diamante en bruto que podría ser mejor remunerado en otros sitios -de paso llevándose él una suculenta tajada de dinero- comenzó a decirle a su representado que exigiera más dinero. Esto cortó relaciones con el club y con sus propios compañeros, algo que padeció el jugador y que lo desenfocó. Tanto así que Woehrl, decepcionado por lo sucedido, vio que no evolucionaba como debería.

Después de esto Zorrilla, bajo recomendación de Emil, despidió a su representante y se enfocó en su evolución. Woehrl le dio una segunda oportunidad pero esta vez sin posibilidad de mejorar como él quisiera debido a que los planes para el equipo habían cambiado.

No obstante Emil Woehrl siempre tuvo en la cabeza el talento que se desperdicia de Zorrilla. Fue así como hace semanas que comenzó a gestar un plan especializado para el todavía volante. Con ayuda de Stefano Cuccovia y Matteo Cotugno, psicólogos del club y algunos familiares, diseñaron la forma de transición para que Laurín comience a ocupar un puesto como delantero en los partidos amistosos.

¿La razón? Las claras aptitudes para el puesto, cosa que Woehrl le ha repetido hasta el cansancio. Laurín podría transformarse en uno de los jugadores más completos del club pero para eso tendrá que recorrer un largo camino, adoptar las formas y los movimientos de los delanteros para así desarrollarse como delantero.

Iván Regla, que no ha demostrado mucha evolución, sería el principal damnificado y podría ser relegado al equipo de la cantera o incluso ser vendido. Lo cierto es que Woehrl no querría perder tiempo y haría jugar a Laurín como delantero en el próximo partido de copa. Además habría que buscar un volante que ocupe el puesto libre dejado por el futuro delantero.

About cl-wagval