Se va otro de los originales: Rahmann es vendido y jugará en Dinamarca

Por 200 millones el lateral abandonó el equipo que lo catapultó a mejores niveles futbolísticos. Con una carta de despedida agradeció al club, hinchada, cuerpo técnico y directiva. 

Jens-Ulf Rahmann tuvo una historia particular en WagVal. Perteneciente a la camada de jugadores de 18 y 19 años que llegaron al club para iniciar el proyecto de Emil Woehrl, fue de los que menos prensa generó en términos futbolísticos.

Siempre acostumbrado al poco protagonismo, tuvo momentos difíciles, sobre todo al comienzo, cuando con muy mala forma no podía demostrar al técnico las razones de por qué era elegido como titular. Fue perdiendo terreno y a pesar de cumplir con varios partidos de titular, fue relegado a la banca.

Jugador de amistosos, comenzó a subir su nivel y a demostrar que podía ser una alternativa. Gozó de buenos momentos y fue así como nuevamente se ganó la confianza de Woehrl, que volvería a utilizarlo en partidos trascendentales.

Sin embargo, ya en V división, el club necesitaba de jugadores constantes y de un nivel superior. Max Grundmann, su compatriota, llegó con la misión de darle potencia a una posición que históricamente no ha tenido grandes jugadores en el club. Sin embargo ni él ha podido satisfacer las exigencias y verá la puerta de salida a fines de esta semana.

Rahmann se va con la conciencia de haber dejado todo en los 68 partidos que jugó por el club. Ganó todo lo que pudo, fue testigo y protagonista de la mejor época histórica del club y deja una institución quintuplicando su valor, siendo mejor futbolista y agradeciendo de manera sentida con un mensaje que colgó en sus redes sociales, el cual reproducimos a continuación.

“Queridos hinchas, compañeros, directiva y cuerpo técnico:

Hoy es un día triste ya que debo dejarlos. Distintas circunstancias me trajeron a este país lejano pero maravilloso y hoy puedo decir que me siento un chileno más. Desde el primer minuto, dando mis primeros pasos verdaderos en un club, pude sentir las ganas de triunfo que se respiraban. Y hoy, varias temporadas después, me toca irme, pero irme agradecido y con la certeza de haber crecido como jugador y persona. Quiero agradecer a todos los que me apoyaron, a cada compañero con los que he vivido los días más felices de mi vida, a la directiva que siempre me trató con el mayor de los respetos, al cuerpo técnico que me enseñó nuevamente a jugar al fútbol y por supuesto a la hinchada de WagVal que jamás olvidaré por su incansable aliento. Gracias por todo, espero poder volver a vernos pronto. Se despide Jan. Hau Rein”.

About cl-wagval