[Bajo Palos] La reforma necesaria

Por José Alfredo Di Napoli

Pareciera muy lejano ese equipo que deslumbraba y que ganando todos sus partidos logró ascender de manera directa a IV división. Lejos parece haber quedado ese equipo joven y dinámico, con hambre y con portento físico que arrollaba a sus rivales. Muy lejos parece que quedó el hambre de seguir logrando cosas increíbles.

WagVal perdió ayer 1 a 0 en su debut en IV división. Era un resultado esperable si entendemos que en IV división el nivel es mucho mayor a lo que el equipo había estado acostumbrado. Sin embargo la forma con que se dio el partido nos hizo pensar a muchos respecto a la conformación del plantel con el que WagVal enfrentará esta temporada.

Y es que si queremos ver a un equipo con mayores herramientas para aferrarse y permanecer en la división, más allá de un cambio de técnico -que en mi caso creo que la elección fue errada- lo que se necesita es una reforma de plantel.

Y es que queda claro que hay varios flancos que deben ser mejorados. El mediocampo, de un momento a otro, envejeció tanto que no quedaron condiciones físicas para durar un partido completo. La delantera pasa por un extraño momento de flojera. La defensa, que puede ser la parte más sólida en estos momentos, hace lo que puede. Y Sergio Cereto parece haber cumplido su cuota en el club.

¿Por qué digo esto? Porque llega un momento, luego de haber construido un equipo, en el que ese proyecto debe comenzar a reformarse para mantenerse competitivo. Si intentamos exprimir todo el jugo a un equipo y creer que con eso lograremos la gloria, estamos muy equivocados. Llega un momento en el que se necesitan cambios, refuerzos, renovaciones. Y a WagVal ya le llegó esa hora.

¿Estamos agradecidos de Cuccovia, Duszczak, Maropoulos, Soto, Opazo, Calfuqueo, Cereto y demáses? Por su puesto, son parte de la historia, son los jugadores que nos hicieron grandes. Sin embargo no podemos perpetuarlos en la cancha y creer que nos salvarán de por vida. Es momento de aprovechar que todavía tienen un valor económico importante, venderlos y rearmar el equipo mientras se pueda. Cada día que pasa parece que es demasiado tarde.

No soy un pesimista y crítico furibundo que por un partido perdido que se debió al menos haber empatado voy a exigir la reforma de un equipo. No. Yo viví en esos tiempos, cuando se vendía al equipo completo y se traía uno de nuevo. Yo lo que quiero es reformas, pequeños cambios, adiciones que se complementen con lo mejor que ya se tiene.

Que pase esto ahora y no cuando sea demasiado tarde y volvamos a V con un equipo que no es capaz de competir.

About cl-wagval