Laurín Zorrilla, 155 partidos después

El canterano tuvo un comienzo lleno de ruido y polémicas. Amenazas de salir, mal aconsejado, Zorrilla prometía pero se envolvía en rencillas innecesarias. Hasta que Woehrl y Cotugno lo enderezaron. Hoy va camino a ser el jugador con más partidos en la historia del club. 

Corría enero del 2017. El nuevo proyecto del club andaba sobre ruedas, Woehrl comandaba un equipo prometedor y nada parecía desequilibrar aquella sinergia que tanto se había anhelado. Sin embargo la polémica llegó desde un canterano de 17 años que con personalidad se entrometía en un plantel consagrado.

Se trataba de Laurín Zorrilla, un serenense que apenas fue visto por Woehrl entró al plantel profesional. Destacaba su versatilidad, algo que llamó la atención del técnico, quién precisamente destacó en su vida de jugador profesional por poder jugar en prácticamente cuatro posiciones diferentes. En Laurín se veía reflejado.

Fue tan buena la impresión que Woehrl comenzó a darle minutos de inmediato. La decisión no estuvo exenta de polémicas debido a que el damnificado fue Adrian Smits. El lituano debió ver la salida por una cifra récord para el club en ese entonces. Zorrilla había ganado sin haber jugado cinco partidos.

No obstante de inmediato los problemas comenzaron. Todos querían saber de quién se trataba este nuevo juvenil y las miradas no cesaron. Pero el canterano se tomaba las cosas de manera poco recomendable. Mal asesorado por su agente, el juvenil amenazó con irse del club si no le subían el sueldo. ¡No llevaba ni cinco partidos jugados! Woehrl, los hinchas y la directiva se enfurecieron. Y si bien las aguas se calmaron, a los pocos meses, a medida que su tasación aumentaba, una nueva amenaza de salida surgía de su parte.

Entonces llegó la conversación. Emil Woehrl y Matteo Cotugno se plantaron frente a él y le dijeron las cosas a la cara. Que no era nadie, que si se quería ir que se fuera, que con esa actitud no iba a llegar a ninguna parte. Sin embargo matizaron la conversación con un futuro en el que retomaba los papeles de los más grandes jugadores de WagVal y se transformaba en figura. El jugador cedió y hoy, 155 partidos después, está camino a ser uno de los grandes.

El jugador puede ejercer de mediocampista y delantero. Ha anotado 40 goles para el club y es el quinto jugador con más partidos jugados en la historia del club. Está a 101 de Woehrl, pero con sólo 24 años recién cumplidos, todo parece indicar que será una de las leyendas del club.

Hoy Zorrilla es un jugador más maduro. Y si bien alterna titularidades, se espera que al igual que Woehrl, tome el relevo y no lo deje más.

About cl-wagval