Un problema mayor de edad

Sin haber concluido la actual temporada y jugándose la mayor gesta en la historia del club, Anné ya planifica la próxima campaña -ya sea en IV o III división- y detecta un problema: la edad del plantel. Hay inamovibles y otros que parecen estar condenados al ostracismo. 

Quedan cuatro fechas para terminar la temporada y en La Serena no hay otro tema más que las posibilidades de que WagVal sea campeón en IV división. Hay hinchas que buscan la mesura como también otros que incluso se aventuran a decir que el ascenso a III división es posible.

Rodeado por ese ambiente, parece imposible que el plantel y el cuerpo técnico no se empapen con las declaraciones de los ciudadanos de una ciudad que hasta hace poco no contaban con el actual momento de su equipo.

Y a pesar de la importancia de mantenerse en el presente, Tom Anné, un planificador por excelencia -algo que viene desde la época de Oguz Hilal, que enseñó a Emil Woehrl y éste al belga- ya comienza a vislumbrar el futuro, habiendo una gran preocupación: la edad del plantel.

Actualmente el promedio de edad de los 28 jugadores del plantel es de 25 años, algo nada despreciable. Sin embargo si nos vamos al once titular, la cifra cambia a 29,8 años promedio.

Vallenilla, Cotugno, Amr, Brambilla, Dave, Klümp y Dovesi sobrepasan los 30 años. Yay Zitian bordea los 30 pero ha perdido peso en el plantel. Es por eso que Anné ya mira ciertas posiciones que deberá reforzar o renovar para la próxima temporada.

La primera es la defensa. Dave ha sido el mejor zaguero del equipo pero la edad preocupa. Se apuesta a que pueda continuar en el mismo nivel para la próxima temporada pero eso significaría contratar un defensa de la calaña de Rousar -que a todo esto no ha demostrado su mejor nivel debido a su bajo estado de forma- y ahí el damnificado sería De Castro.

Brambilla y Amr son los casos especiales. 34 y 32 años respectivamente para los jugadores más regulares y peligrosos del equipo. Las bandas son sus zonas de confort y lo han demostrado, pero la edad les juega en contra y cualquier lesión puede marginarlos por un buen tiempo. Anné está seguro que WagVal debe reforzarse con al menos un lateral de competencia.

El mediocampo y la delantera están más que cubiertas debido a la polivalencia de los valores jóvenes, como lo son Ussel, Zorrilla, Parabalescu y Artemiadis.

La directiva ya trabaja en un plan financiero para lograr reunir los fondos necesarios para cumplir con las exigencias que Anné ya habría notificado. Para eso se espera al menos un par de ventas de jugadores -siendo De Castro el con más posibilidades de salir- más los premios de fin de temporada y las últimas recaudaciones del estadio.

 

About cl-wagval